Track: 
1

Los sistemas distribuidos existen prácticamente desde el inicio de la informática y los computadores. No obstante, especialmente en las últimas dos décadas ha vivido un enorme crecimiento gracias sobre todo a la universalización de internet. Durante los ochenta y noventa, la informática sufrió una gran expansión, pero ésta estaba mayormente orientada al uso del computador personal como entorno de ejecución. Con internet, la ejecución del software cada vez más se realiza en grandes centros de datos y los computadores personales no son más que ventanas de acceso a los servicios. Las condiciones de funcionamiento de este tipo de software que casi pueden considerarse transversales a las que debe hacer frente el software de escritorio. Solo por mencionar algunas de ellas:

-        Se ejecutan en una cantidad variable de infraestructura vs en un computador.

-        La aparición de errores y fallos forman parte del escenario habitual vs son una situación excepcional.

-        El software lo usan un número variable de usuarios vs solo un usuario.

-        El instalador y administrador de una instancia del software es el proveedor del software vs es el usuario.

-        El software debe estar siempre en ejecución vs solo durante ciertos periodos.

-        El entorno de ejecución está fijado por el proveedor vs está fijado por el usuario.

Estas diferencias tienen implicaciones importantes tanto en el proceso de desarrollo como en la operativa del software en la nube. Entre ellas, destacamos las siguientes:

-        Las herramientas, tecnologías y metodologías aplicables al desarrollo y gestión del software de escritorio no suelen ser efectivas al software en la nube.

-        Las expectativas de nivel de servicio del software en la nube son mucho mayores que las esperables en el software de escritorio. Por ejemplo, una caída y reinicio del software de escritorio puede ser asumible, pero no lo es para el software en la nube.

-        El nivel de responsabilidad del proveedor empieza en la gestión de la infraestructura y termina en la interacción con el usuario. No existe un elemento que haga el papel equivalente al sistema operativo en las aplicaciones de escritorio, abstrayendo en gran parte la gestión de la infraestructura, y el proceso de instalación, configuración, ejecución y actualización del software no lo realiza el usuario sino el proveedor.

-        El entorno de ejecución es mucho más inestable. Los cambios en los patrones de acceso y la aparición de fallos y errores son frecuentes y deben afrontarse sin comprometer el nivel de servicio del software.

Tipo: 
Seminario
Fecha y Hora: 
Martes, 12 Junio, 2018 - 13:15 a 14:15